El vestidor constituye un auténtico valor añadido para cualquier vivienda. Al margen de que se trate de una estancia independiente, de un armario grande situado a la entrada o de un conjunto de soluciones de almacenaje en un dormitorio, este elemento merece toda tu atención. Un vestidor sirve para guardar ropa, complementos o incluso ropa de hogar. Y para que resulte verdaderamente práctico, debe disponer de unas puertas adecuadas. Existen puertas con distintos sistemas de apertura: puertas plegables, batientes, correderas, etc. ¡Elegir el que mejor se adecue a tus gustos y necesidades será cosa tuya!

Catálogo Schmidt 2023

¿Qué sistemas de apertura existen?

Ante todo, un vestidor debe ser práctico para que resulte de utilidad. Tienes que poder localizar tu ropa en él de un solo vistazo. Para tener todo tu fondo de armario a mano, puedes organizarlo de manera óptima colgando juntas las prendas largas, como vestidos y abrigos, o incluso destinando un cajón a tus joyas, de modo que queden bien expuestas. No obstante, las puertas son tan importantes como el equipamiento interior.

Las puertas correderas

La puerta corredera de vestidor es un elemento que resulta estético a la par que silencioso. Al deslizarse sobre sí misma, también te permite ganar espacio, con lo que puedes utilizar este sistema en espacios estrechos, para un mueble vestidor de entrada o bien de despensa o cuarto trastero. Así podrás guardar tanto ropa como víveres y productos de limpieza.
Estas puertas son aptas asimismo para espacios grandes, en los que puedes instalar varios batientes para cerrar aberturas de gran tamaño. Sin embargo, pueden ser bastante caras y no garantizan una apertura completa del armario.

portes coulissantes en chambre

Vestidor modulable que ofrece la posibilidad de personalizar todos los elementos: las puertas correderas, el espejo y las terminaciones del diseño.

Las puertas batientes

Las puertas batientes pueden obstaculizar el paso cuando se abren, pero en una estancia con poco tránsito estorban menos. De ahí que resulten una solución ideal para un armario de dormitorio, pudiendo también integrarse a la perfección en un vestidor a medida bajo escalera. Así que las puertas batientes te permitirán ganar espacio de almacenaje sin renunciar a parte de la superficie de la estancia. La colección «Peldaño a peldaño» de Schmidt dispone, por ejemplo, de puertas de madera clara que quedarán perfectamente en una entrada luminosa de estilo contemporáneo.

portes battantes pour placard d'entré

Las puertas plegables

Si necesitas acceder con holgura al contenido de tu armario, decántate por unas puertas plegables. Aunque una vez abiertas ocupen un poco de espacio, seguirán resultando discretas. La colocación de una puerta plegable a medida de color blanco brillante cerca de la cama aportará al dormitorio un estilo escandinavo. Y si tienes un ventanal grande y espacios estrechos, opta por este sistema de puerta de vestidor para no tener que renunciar a superficie ni soluciones de almacenaje. Incluso puedes incorporar un mueble zapatero que sirva de banco para optimizar aún más el espacio.

Puertas plegables en un vestidor de dormitorio.

Puertas plegables en un vestidor de dormitorio.

Puertas modulables y a medida.

Puertas modulables y a medida.

Un vestidor para cada estancia

En la entrada

Puedes instalar tu vestidor en la entrada para guardar en él tus zapatos, abrigos, complementos o incluso bolsas de la compra. En tal caso, necesitarás un sistema de apertura que no obstaculice el paso. Cualquier tipo de puertas correderas resulta adecuado para este fin, especialmente si se trata de equipar un vestidor pequeño. No dudes en apostar por aprovechar la altura escogiendo un armario con soluciones de almacenaje hasta el techo. Incluso puedes instalar dos barras como las del vestidor «First Dring» de Schmidt si tienes una amplia colección de abrigos.

dressing d'entrée avec portes coulissantes

Mueble para vestidor de entrada y despensa o cuarto trastero.

En el cuarto de baño

En cambio, en el cuarto de baño, puedes apostar preferiblemente por unas puertas batientes que te garanticen una amplia apertura. Colocando en la parte inferior tu lavadora, te quedará un espacio encima que muchas veces suele desaprovecharse, de modo que podrás destinar ese espacio superior a guardar productos de limpieza o ropa de hogar.

 

Estas puertas plegables permiten ganar espacio en el cuarto de baño.

Estas puertas plegables permiten ganar espacio en el cuarto de baño.

Puertas plegables para disimular la lavadora.

Puertas plegables para disimular la lavadora.

En el dormitorio

En el dormitorio, la clave es el espacio. Puedes ocupar todo un paño de la estancia, aun cuando se trate de un espacio abuhardillado o un rincón, o incluso instalar armarios grandes en torno a la cama.  En este caso, la elección de las puertas es más libre y puede guiarse principalmente por la decoración de la habitación. Si quieres realzar los frentes de colores de una librería que tengas muy cerca, opta por un vestidor esquinero con puertas correderas de color beige claro. Incluso puedes guardar tu ropa en una estancia específicamente destinada a ello y perfectamente adecuada a tus necesidades, con cajones para joyas o zapatos, baldas anchas o estrechas, una isla central, etc.

Puertas adaptadas a la perfección

Sistemas de apertura aptos para todo tipo de estancias

Sea cual sea la estancia en la que elijas instalar tu armario, encontrarás las puertas adecuadas, ya que existe un sistema de apertura específico para cada ubicación. Si tienes una estancia abuhardillada, puedes disponer aun así de un amplio espacio de almacenaje instalando un gran vestidor de puertas correderas hechas a medida para no desaprovechar ni un solo milímetro. Este sistema te resultará especialmente útil si usas tu vestidor como elemento de separación de ambientes. Del mismo modo, si tienes un estudio, puedes cubrir toda una pared con un armario que disponga en su interior de estantes abiertos y espacios de almacenaje cerrados.

¿Qué opciones de personalización existen?

Las puertas de vestidor pueden ser parte integrante de tu decoración. Por ejemplo, puedes personalizarlas mediante impresiones con motivos vegetales, geométricos, digitales, de estilo Casablanca, etc. Las puertas correderas, en especial, resultan fácilmente adaptables. Hasta puedes colocar un cuadrado dorado en el centro o incluso espejos que agranden visualmente la estancia. Los espejos resultan especialmente útiles en una entrada o un armario de dormitorio, ya que te permiten retocar tu atuendo antes de salir. También puedes equipar tu vestidor mediante nichos integrados con puertas batientes de estilo inglés, lo que aportará a la entrada de tu casa un ambiente cálido y acogedor.

Asimismo, puedes optar por puertas de cristal ahumado. Este material realzará el diseño de la ropa que oculta detrás sin que se vea demasiado. Con ello tu estancia ganará en amplitud y mantendrás la separación de ambientes entre el vestidor y tu dormitorio. De todos modos, llevar esta propuesta a la práctica conlleva la necesidad de tener la ropa perfectamente ordenada, así que, si te atrae la idea del cristal ahumado pero no te decides del todo a integrarlo por completo en tu vestidor, empieza por escoger este material únicamente para la parte delantera de tus cajones.

Descubre nuestros productos

0Comentarios